Salud mental necesaria para desarrollo humano, dice UNICEF

La Habana, 18 nov .- La salud mental es prioritaria para el desarrollo humano, afirmó en esta ciudad José Juan Ortiz, representante del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), en la VI Conferencia Internacional de Psicología de la Salud.

Al disertar sobre la recuperación psicoemocional en situaciones de desastres, el experto, quien ha participado en diversos conflictos bélicos, destacó que desde que nacemos tenemos el derecho a ser protegidos y a la salud, tanto física, como mental.

En tal sentido remarcó la voluntad política de Cuba, que garantiza la educación, salud y protección a todos los infantes, a diferencia de los países más ricos donde la salud pública desatiende la mental.

Ortiz enfatizó que el desarrollo es el derecho a vivir y resulta de vital importancia enseñar a tratar los estados emocionales ante situaciones de catástrofes humanitarias, pues en la mayoría de los casos hacemos un mal uso de las emociones, recalcó.

Recomendó que la psicología tendrá que ser una asignatura desde la primaria y ejemplificó que un trauma infantil mal curado hace incapaz para el resto de la vida.

En un aparte con la AIN, el representante de la UNICEF aseveró que el primer reto de los psicólogos de la salud es hacerse oir, y puntualizó que en el ámbito de las políticas públicas y sobre todo en la infancia, Cuba ha sido el gran ejemplo ante el mundo.

La nación antillana, ha podido demostrar plenamente los derechos de la infancia y es vanguardia en la prevención y protección en casos de desastres, expresó.

En tal sentido elogió el rol de las brigadas médicas cubanas, tanto en el país como en otras latitudes, que incorporan desde hace varios años a los psicólogos, quienes han brindado su apoyo en Haití, Pakistán y Chile, por citar algunos.

Al cumplirse este mes los 22 años de la aprobación en la Asamblea General de Naciones Unidas de la implementación de la Convención de los Derechos del Niño, Ortiz ponderó la encomiable labor de la Isla y la prioridad del Estado para garantizar tal propósito.(AIN)