Amaury Pérez conquista corazones con espectáculo Con 2 que se quieran

Amaury Pérez conquista corazones con espectáculo Con 2 que se quieranAmaury Pérez, quien dijo que no se presentaba desde hace tres años en el Distrito Federal, conquistó los corazones de sus fans con su espectáculo “Con 2 que se quieran”.

El artista cubano aprovechó la ocasión para dar a conocer su disco más reciente titulado “Amaury Pérez, Bardo”, en el que plasma toda esa imaginación y creatividad letrística y musical.

A menos de 15 minutos de que diera inicio la presentación del cantautor cubano en el Teatro de la Ciudad “Esperanza Iris”, el recinto estaba prácticamente solitario, pero como por arte de magia, a las 20:08 horas en que comenzó el recital, el lunetario ya lucía pletórico.

Previo a la actuación de Amaury cantó Santiago Bell, un trovador a quien el anfitrión le concedió la oportunidad de abrir la fecha para interpretar tres temas, entre ellos “Donde el hierro manda” y “Melodías”.

Calientito el escenario, minutos después se escucharon las notas de la primera canción sin la presencia de Amaury, quien tras bambalinas mostró la potencia de su voz casi a capela.

“Gracias por venir. La verdad creía nadie estaría acompañándome”, dijo de entrada para no romper con la tradición de contar anécdotas y recuerdos de 33 años de carrera.

“Éste ha sido un año complejo, porque hemos perdido amigos, muchos amigos, poetas, deportistas, actores y grandes escritores, entonces mencionó al legendario Eliseo Alberto, autor cubano recién fallecido, a quien le dedicó una canción.

El también poeta, novelista, cuentista, musicalizador y conductor de radio y televisión le cantó a sus seguidores, entre ellos a una mexicana que aseguró ha asistido a todos sus conciertos en la Ciudad de México.

La emoción lo llevó a interpretar un popurrí de tres temas de autores como Silvio Rodríguez, Pablo Milanés y Noel Nicola, una de ellas “Te amo”, un clásico que cimbra fibras.

También le cantó a la vida, a los amigos, a los que ya se fueron y también a su compañera, con quien dijo cumplirá en enero próximo 29 años de casado.

A ella le dedicó “Amor”, un tema que él le escribió en señal de agradecimiento por toda esa vida juntos.

Además de cantante, Amaury Pérez se distingue por ser un excelente juglar y lo demuestra como cuando dice que ha estado cantando por la República desde hace cinco años, pero desde hace tres no visitaba la capital del país.

Amaury se granjea al público desde un inicio con anécdotas salpicadas de buen humor y picardía, como aquella en que amenizó un mitin de un gobernador y que cuando éste terminó su discurso, sólo quedaron con él cinco personas a las que cantó, mientras ellas felices se tomaban la foto con él.

Así vinieron otras igual de jocosas, como la de su amigo Marcelo, y otras por el estilo.

El cantautor desgranó una larga lista de canciones, “Se te olvidaron”, “Con 2 que se quieran”, grabada a dueto con otro gran amigo, Silvio Rodríguez, sin dejar a un lado un tema interpretado a dúo con Mirta Medina en el disco “Mitades”, “Cuando no estés con él” y otras más.

Sin duda, uno de los momentos más emotivos fue cuando Amaury dejó a un lado la fiesta y la euforia para recordar a su papá a través de “Amigos como tú y yo”, una canción que le llega al alma.

Amaury Pérez llamó al escenario a dos amigos cubanos para que lo acompañaran: Manuel Argudín y Santiago Feliú, a quienes les dejó lucirse en solitario, pero también hizo un par de duetos con cada uno de ellos.

(Tomado de Cubadebate)