Mujeres vs. Hombres: ventajas genéticas para las féminas

Exámenes citológicos y de mamas, el período de embarazo, el parto, la menstruación, la menopausia… Es común escuchar a las mujeres quejarse por las dificultades que ellas deben enfrentar a lo largo de su vida, como consecuencia sus características fisiológicas.

Sin embargo, para su tranquilidad -y orgullo-, investigaciones científicas han demostrado que las féminas son más resistentes genéticamente con respecto a los hombres.
  
Realizado por especialistas de la Universidad de Gante, Bélgica, el estudio arrojó que ellas enferman menos y tienen mayores posibilidades de ser longevas.
  
Al parecer, la clave reside en la existencia de dos cromosomas X en los genes de las mujeres, los cuales pudieran conllevar a una mayor supervivencia, señala Infomed, portal de la medicina cubana.
  
Aunque, simultáneamente, esa ventaja favorece la susceptibilidad ante afecciones autoinmunes, explican los especialistas belgas.
  
La investigación, divulgada originariamente por la revista BioEssay en septiembre, refiere que esa mayor inmunidad mejora la resistencia a las infecciones; sin embargo, la respuesta dada por su sistema inmune pudiera ser más severa e inflamatoria.
  
Estadísticas muestran que en los humanos, como en otros mamíferos, el sexo femenino vive más y puede combatir mejor los episodios de choque como una sepsis (síndrome de respuesta inflamatoria sistémica), infección o trauma, afirma el doctor Claude Libert, principal autor del estudio.
  
Los investigadores creen que esos beneficios son gracias –específicamente- a pequeñas cadenas de moléculas de ácido ribonucleico encontradas en los cromosomas X, porque algunas de estas tienen funciones importantes en la inmunidad y el cáncer.
  
Muchos interrogantes queden aún por resolver, pero los autores del análisis consideran que este hallazgo puede ser muy útil para la concepción de nuevos fármacos.
  
Existen miles de razones por las que sentirse orgullosas y privilegiadas de ser mujeres, hoy, ya pueden sumar otra a la larga lista.
  
Así que, sigan llenando cada rincón con su feminidad, encanto y perseverancia, porque, a fin de cuentas, parece que los hombres no se llevaron la lotería con los genes.     (Por Venus Carrillo Ortega, AIN)