Leales a Gadafi mantienen resistencia, pese avance insurgente libio

Leales a Gadafi mantienen resistencia, pese avance insurgente libio Trípoli, 18 oct. – Seguidores de Muamar El Gadafi mantenían hoy bolsones de resistencia en Bani Walid y Sirte pese a la celebración triunfal de los insurgentes en la ciudad desértica y la devastadora ofensiva en la localidad del Mediterráneo.

Los leales a El Gadafi sostuvieron choques armados esporádicos en el centro de Bani Walid, situada unos 150 kilómetros al sureste de Trípoli en pleno desierto de Sahara, horas después de que el autonombrado Consejo Nacional de Transición (CNT) la declaró liberada.

Disparos al aire y el izamiento de banderas de la época monárquica de Libia (de color rojo, negro y verde) marcaron la alegada conquista, aunque un portavoz de los alzados precisó que habían capturado "casi toda" la ciudad y necesitarían unas 48 horas para dominarla totalmente.

Tanto en el corazón de la urbe como en zonas de su periferia suroeste se escucharon este martes tiroteos y explosiones provocadas por artillería pesada, aseguraron residentes que se mantuvieron en sus hogares pese a los combates y el prolongado asedio opositor.

Sitiada desde hace varias semanas, Bani Walid está enclavado en una colina rocosa y es la cuna de la tribu Warfallah, la mayor y una de las más poderosas de Libia que se mantuvo fiel a El Gadafi, incluso después de que el líder pasó a la clandestinidad tras la caída de Trípoli.

Ese territorio sufrió casi dos meses de bloqueo terrestre y ataques sistemáticos por parte de los alzados y de bombardeos aéreos de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que también intensificó sus operaciones en la urbe costera de Sirte.

La tenaz resistencia de los pro-Gadafi en Bani Walid y, sobre todo, en Sirte, ha impedido al CNT declarar concluida la guerra en Libia y anunciar un gobierno provisional que eventualmente se encargaría de convocar a elecciones.

La ciudad natal de El Gadafi registró hoy nuevos combates en los barrios Número Dos y Dólar, las zonas donde los progubernamentales se afianzaron impidiendo a sus enemigos controlar todo el centro urbano.

Sirte sigue bajo intenso fuego de cañones, obuses de morteros y lanzacohetes utilizados por los sublevados para intentar doblegar a los pro-Gadafi, que también emplean artillería pesada con la que el fin de semana hicieron retroceder a sus oponentes.

Por otro lado, fuentes en esta capital confirmaron que el CNT firmó un acuerdo con la OTAN para levantar parcialmente la zona de exclusión aérea impuesta en marzo bajo mandato de la ONU con el alegado pretexto de proteger a civiles.

El pacto permitirá reanudar algunos vuelos si la autorización previa de la alianza atlántica y flexibilizar el embargo impuesto al gobierno de El Gadafi.(PL)