Aumenta en EE.UU. oposición a bloqueo contra Cuba

Aumenta en EE.UU. oposición a bloqueo contra CubaWashington, 13 oct .- El 61 por ciento de los cubanos residentes en Estados Unidos se opone al regreso de las fuertes restricciones vigentes contra la isla en 2004, cuando regía el gobierno del entonces presidente George W. Bush.

De acuerdo con encuesta del Departamento de Estudios Globales de la Universidad de Florida (FIU) y el Cuban Research Institute (CRI), además un 58 por ciento de los cubanos consultados apoyaría un restablecimiento de relaciones entre Washington y La Habana.

Igualmente el 53 por ciento de los interrogados consideró que "no es funcional" el bloqueo económico, comercial y financiero mantenido por Estados Unidos durante medio siglo contra Cuba.

El rechazo ante las normas prohibitivas de la era Bush es mayor (76 por ciento) entre aquellos individuos que llegaron a Estados Unidos después de 1994, refleja el sondeo difundido esta semana por las mencionadas instituciones.

Analistas políticos subrayan que los datos revelados por este estudio refutan aseveraciones del legislador cubanoamericano Mario Díaz-Balart, quien alega que "la mayoría de los exiliados apoya su propuesta" para reforzar el bloqueo contra Cuba.

Díaz-Balart, entre otros congresistas vinculados a la extrema-derecha cubanoamericana, han presentado proyectos para que la Casa Blanca elimine la flexibilización de las visitas y el envío de dinero a familiares en la nación antillana.

También la parlamentaria de origen cubano Ileana Ros-Lehtinen, presidenta del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, pidió al presidente Barack Obama tomar medidas para impedir supuestas violaciones de leyes sobre el turismo a la Isla.

En otro acápite de la encuesta del CRI un 48 por ciento de los entrevistados indicó estar completamente a favor de que compañías norteamericanas vendan medicinas y alimentos a la isla.

Las ventas de alimentos a La Habana recibieron un respaldo de 42 por ciento, mientras que el 57 por ciento de los consultados consideró que Washington debe permitir, sin restricciones, los viajes de estadounidenses a Cuba.

Las pérdidas de Cuba por el cerco económico que le impone Estados Unidos hace más de 50 años ascienden a 975 mil millones de dólares, cifra que tiene en cuenta la depreciación del dólar frente al oro desde 1961 hasta 2010.

Cuba reiteró el mes pasado que está lista para discutir con Estados Unidos problemas pendientes mediante el eventual establecimiento de un diálogo respetuoso y en condiciones de equidad, reciprocidad e igualdad.

"Cuba reafirma su posición tradicional a sostener un diálogo (…) el presidente Obama tiene una oportunidad histórica para cambiar las relaciones", señaló al periódico The Havana Reporter Josefina Vidal, jefa de la Dirección de América del Norte del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba.(PL)