Denuncian en Bolivia campaña contra Evo Morales

Denuncian en Bolivia campaña contra Evo MoralesLa Paz, 5 oct .- El vicepresidente boliviano, Álvaro García, denunció al partido opositor Movimiento Sin Miedo (MSM), de Juan del Granado, por encabezar una campaña de descrédito contra el gobierno de Evo Morales.

García precisó durante una conferencia de prensa que la estrategia del MSM es retomar la política neoliberal y de privatización.

El vicemandatario cuestionó el argumento de la alianza adversaria al cambio acerca de que la carretera Villa Tunari (Cochabamba) – San Ignacio de Moxos (Beni), que rechazaron indígenas, sería la más cara de Bolivia.

Aclaró que el proyecto no es el más costoso, pues ocupa el cuarto lugar con un estimado de 1,3 millones de dólares por kilómetro, después de la vía Cotapata-Santa Bárbara que se cotizó en 3,6 millones de dólares.

Mencionó asimismo a la arteria Padilla-Monteagudo (de un costo de 1,8 millones de dólares) y la carretera Santa Cruz-Cotoca, cuyo precio por kilómetro lineal llegó a 1,4 millones de dólares.

Para García se trata de una campaña de falsedades y mentiras, dirigidas a dañar al Gobierno del presidente, Evo Morales, y a encubrir un pensamiento privatizador, apuntó.

"Entregar las reservas internacionales a empresas privadas, entregar concesiones a empresas privadas, entregar el protagonismo de la economía a empresas privadas. Eso es lo que está en juego", advirtió el vicepresidente boliviano.

García recordó que el 27 de septiembre pasado el MSM publicó un documento con el anuncio de presuntos juicios contra el Palacio Quemado -sede del Ejecutivo- por una supuesta contratación ilegal para la construcción de la vía que pretende unir los departamentos de Cochabamba y Beni.

Comparó el sobreprecio que atribuyen a esa carretera con los 20 millones de dólares por kilometro lineal que costó la construcción de los Puentes Trillizos, en la ciudad de La Paz, ejecutada bajo la administración de Juan del Granado, cuando fue alcalde.

Sobre la supuesta inversión extranjera en la obra, García desmintió que su construcción estuviera a cargo de la empresa brasileña OAS, ya que se trata de una obra del Estado Plurinacional, precisó.

El vicepresidente boliviano afirmó que las equivocaciones de Juan del Granado plantean de fondo la privatización de las carreteras, lo cual significa neoliberalismo puro, acotó.

Para el Ejecutivo la avalancha de denuncias falsas de parte de agrupaciones opositoras, relacionadas con la obra constructiva, y a 12 días de las elecciones judiciales, está dirigida a boicotear ese proceso inédito, según las autoridades bolivianas.(PL)