Santacruceños por retorno a casa de Los Cinco y contra el terrorismo

Santacruceños por retorno a casa de Los Cinco y contra el terrorismoEl reclamo habitual de justicia por el regreso a casa de Los Cinco, se intensifica el día cinco de cada mes en la campaña internacional Cinco por los Cinco. En Santa Cruz del Sur esta jornada trae un motivo más: que René González pueda volver con su familia cuando el próximo siete de octubre recobre la libertad perdida hace 13 años.

“Nunca imaginé que ninguno llegara a cumplir tantos años de prisión, sobre todo después que la comunidad mundial se ha sumado a la lucha por su retorno y que hasta en los propios Estados Unidos haya personas desplegando iniciativas con este fin”. Así piensa Roberto Alcalá, trabajador de la industria pesquera en esta localidad.

“Con René se han excedido”, dice Maribel Rodríguez -al tiempo que acaricia los cabellos revueltos de su pequeño vástago- “No sé como su familia, en especial su esposa Olga, ha soportado esa separación tan dolorosa. Ella, al igual que Adriana, la esposa de Gerardo, son dignas de admirar. Son la prueba innegable de que las Marianas, las Vilmas, las Celias y las Haydee no se han acabado”.

Mientras espera su turno para realizarse un chequeo médico de rutina encontramos la oportunidad de conversar con Manuel Pérez: “Los Cinco pudieran estar ya en Cuba. Si el señor Obama hubiera querido, haciendo uso de sus facultades como presidente, los hubiera liberado. Pero, en realidad, ¿podemos esperar algo bueno de quien se preocupa solo por complacer a los que pueden reelegirlo con su dinero o sus votos?” Niega con la cabeza y nosotros le damos la razón: si Obama quisiera…otra sería la historia.

“Nunca será suficiente lo que hagamos por nuestros hermanos Ramón, Antonio, Fernando, Gerardo y René. Ellos se sacrificaron por nuestra tranquilidad. Ellos evitaron que más familias cubanas y estadounidenses tuvieran que pasar por el dolor de perder a un ser querido, o ver como sufre un mutilado por acciones terroristas”. Es la voz de William Acosta, un estudiante del preuniversitario urbano, que sobresale segura entre el grupo de compañeros interpelados.

“Yo no entiendo mucho de política, pero sí de humanidad”, dice Leonor Fernández, una abuela que pasa los 80. “¿Por qué retener a quienes ayudaban a acabar con el terrorismo y dejar libre a un asesino como Luis Posada Carriles? Eso no es justo. Pero créame, la verdad seguirá su curso y esos cubanos volverán, tal y como dijo Fidel”.

Los santacruceños seguirán demandando justicia. Justicia para los Cinco compatriotas, para las víctimas del sabotaje de Barbados y de tantas otras acciones cobardes de parte de quienes alimentan su odio visceral por la Revolución y sus líderes, con la sangre inocente derramada en todos estos años.

Pedimos al Presidente Barack Obama que deje libres a nuestros compatriotas, que ponga fin al sufrimiento de sus familias, tan condenadas como ellos. Que haga algo importante para que pueda justificar el Premio Nobel de la Paz, que recibió sin merecer y por el cual, después, tampoco ha trabajado.(Redacción Digital/ Radio Santa Cruz)