Radialistas en Camagüey exigen justicia

Radialistas en Camagüey exigen justiciaCamagüey, 4 oct.- Los trabajadores del Sistema Provincial de la Radio, condenan la nueva patraña del sistema judicial norteamericano, que niega a René González, uno de los cinco héroes cubanos, regresar a la Patria, tras el cumplimiento de su injusta y desproporcionada condena, impuesta por un amañado tribunal en Miami.

La convocatoria de los radialistas camagüeyanos, llama a reforzar las acciones para continuar divulgando la injusticia cometida también contra Ramón Labañino, Fernando González, Gerardo Hernández y Antonio Guerrero; para romper el muro de silencio que en torno al caso tiende la dictadura mediática imperial, y multiplicar la solidaridad mundial que puede conseguir la libertad de los luchadores anti-terroristas.

A través de las ondas radiales de Cadena Agramonte, como planta matriz de la provincia de Camagüey, periodistas, realizadores, artistas y trabajadores continuarán transmitiendo la verdad sobre el caso, y poniendo al desnudo las arbitrariedades del sistema judicial de los Estados Unidos.

La justicia no admite más demora, -declaran los trabajadores de la radio- quienes condenan igualmente la impunidad de los crímenes terroristas cometidos contra el pueblo de Cuba, cuando se cumplen 35 años del sabotaje al avión, que estalló en pleno vuelo, y cuyo autor intelectual sigue en libertad en las calles de Miami.

Luis Posada Carriles goza del favor del imperio y del gobierno de los Estados Unidos, mientras cinco familias cubanas esperan por el regreso de sus hijos a casa; y otras, exigen justicia, porque no olvidan el crimen que convirtió a los jóvenes esgrimistas en símbolos de la lucha contra el terrorismo, y cuyos aceros marcan a los culpables.

Los trabajadores de la Radio en Camagüey convocan a nuevas jornadas de solidaridad con Los Cinco y de condena a los actos terroristas que como el Crimen de Barbados, mutilaron la vida en flor de jóvenes cubanos. (Miozotis Fabelo Pinares/ Colaboradora de Radio Cadena Agramonte).