En Camagüey, atención especializada al adulto mayor

En Camagüey, atención especializada al adulto mayorCamagüey, 3 oct.- Con un quinto lugar en las cifras de envejecimiento poblacional en Cuba, y más de 130 personas centenarias, la provincia de Camagüey mantiene atención priorizada a aquellos que pasan de 65 años de edad. La Cátedra del Adulto Mayor de la Universidad de Camagüey, 12 hogares de ancianos, 22 casas de abuelos y la Red de Atención Gerontológica integrada por el personal de salud pública, son algunas de las opciones implementadas en el territorio para el cuidado institucional de los ancianos.

Georgina Larrinaga, integrante de la cátedra universitaria, dijo a Radio Cadena Agramonte digital que allí se imparten clases de Psicología, Medicina Natural y Tradicional, Cultura General y de motivaciones para enfrentar la vida, con conferencias diseñadas para el interés de todos los participantes.

Añadió que esa opción, de la cual se graduó recientemente, favorece los estados de ánimo satisfactorios y contribuye al intercambio entre las personas de edad avanzada, que enfrentan a menudo la incomprensión de quienes ven en la vejez una limitante para la vida.

En ese sentido, Carmen Olivera, enfermera de un policlínico de esta ciudad, desarrolla un programa comunitario en los círculos de abuelos, con el tema de la sexualidad saludable en el adulto mayor como elemento esencial para el envejecimiento seguro.

La especialista refirió a la AIN que los deseos sexuales se mantienen durante toda la vida.

Aunque los cambios fisiológicos en la tercera edad requieren asumirse de otra manera, eso no implica pérdida de las prácticas de pareja, del erotismo o la aparición de disfunciones, aclaró.

Inspirado en la experiencia de los padres de Carmen, con más de 50 años de matrimonio, el proyecto incluye la intervención participativa para educar a los ancianos sobre esos cambios y propiciar mayor calidad de vida.

Según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas, en la provincia viven 135 mil 994 personas de más de 60 años, de una población superior a los 780 mil habitantes y esperanza de vida superior a los 77 años.

Además de potenciar la atención intersectorial y el apoyo familiar, el Estado cubano mantiene también atención adecuada a enfermedades propias de esas etapas, como el mal de Alzheimer, artrosis, diabetes mellitus, osteoporosis, entre otras. (AIN)