Presidente ruso anuncia un duelo nacional para mañana martes

Presidente ruso anuncia un duelo nacional para mañana martesMoscú, 11 jul.- El presidente ruso, Dmitri Medvedev, anunció hoy un duelo nacional para mañana martes por las víctimas del naufragio del buque de recreo "Bulgaria", en el cual viajaban 208 personas, de las cuales apenas 80 sobrevivieron. El presidente ruso, Dmitri Medvedev, demandó una revisión total de todos los medios de transporte que trabajan con pasajeros, al reunirse en la residencia de Gorki con los ministros de Transporte, Igor Levitin; de Salud, Tatiana Galikova; y de Situaciones de Emergencia, Serguei Shoigu.

Tras rendir un minuto de silencio por los fallecidos en el desastre de ayer, el jefe de Estado se refirió a la cantidad demasiado alta de buques obsoletos, por lo cual, dijo, era de esperar una tragedia como la ocurrida en el río Volga con la nave "Bulgaria".

El estadista consideró necesario, además, obligar a los dueños de las embarcaciones de recreo a someterlas a una reparación capital o dejarlas fuera de explotación.

La revisión debe concernir, sobre todo, a los otros barcos que efectúan el recorrido entre Kazan, capital de Tatarstán, y la localidad de Balgar, el mismo que realizó la víspera el "Bulgaria", el cual sufrió la avería cuando regresaba a la principal ciudad tártara.

Aunque la mayoría de esas embarcaciones está en manos de privados, el Estado tampoco puede rehusar la responsabilidad de controlar la actividad de las compañías dedicadas a ese negocio de recreo, opinó.

Tras casi 48 horas de búsqueda, fue hallado al menos medio centenar de cadáveres, mientras las esperanzas de encontrar a sobreviviente son casi nulas.

Shoigu sugirió a Medvedev, que aunque las labores de rescate continúan casi por una cuestión ética, se debe sacar a flote a la embarcación, con capacidad para 140 personas, para estudiar en detalle las posibles causas del peor naufragio en una década en este país.

El presidente orientó a Levitin viajar a Tatarstán para determinar personalmente las circunstancias del desastre. (PL)