Protegen e incrementan bosques en oriente cubano

Protegen e incrementan bosques en oriente cubanoGuantánamo, 5 jun .- En alrededor de nueve mil hectáreas se incrementó, durante el último lustro, la superficie boscosa del extremo oriental cubano, donde se encuentra representado el dos por ciento de las especies de la flora endémica mundial. Hoy, en el Día Mundial del Medio Ambiente, dedicado este año a los bosques, razones para festejar sobran en esta provincia, una de las de mayor índice de boscosidad del país, con cerca de 250 mil hectáreas de cubierta vegetal.

En el contexto de la importante efeméride, en Guantánamo se desarrolla una jornada de reforestación encabezada principalmente por trabajadores de esa rama, de los sectores cooperativos campesinos, ambientalistas, y miembros del Ejercito Juvenil del Trabajo.

También contribuyen a la tarea afiliados de las diferentes organizaciones de masas, incluidos niños y jóvenes concientes de que la desaparición de los bosques es uno de los graves problemas ambientales del planeta, pues conlleva, entre otros males, a la pérdida de la biodiversidad, erosión de suelos y la desertificación.

La plena disposición de los cubanos ante este tipo de faena es muestra del valor que confiere el Gobierno Revolucionario a la protección de ecosistemas naturales, y por consiguiente a la vida.

En Guantánamo el programa de reforestación comprende la creación de fincas forestales integrales y huertos intensivos, y en especial la siembra de plantas maderables y frutales resistentes a la sequía, fenómeno común en la zona costera Sur del territorio, conocida como semidesierto cubano.

El saneamiento, poda y preparación de terrenos para favorecer la germinación artificial de las semillas, destacan además entre las actividades protectoras desplegadas para devolver al bosque cubano su cubierta original, dañada antes de la Revolución por casi medio milenio de depredación de los recursos naturales.

Desde el propio 1959 el naciente Gobierno cubano dio pasos concretos hacia un desarrollo sostenible, priorizando políticas y estrategias para el mejoramiento ecológico.

Actualmente la Isla exhibe cerca de dos millones 700 mil hectáreas de cubierta forestal, y se ubica entre los pocos países que incrementan su boscosidad de forma progresiva.

Y es que a esos gigantes verdes promotores de vida, mucho debe el hombre, pues fabrican oxígeno y retiran el dióxido de carbono de la atmósfera, constituyen el hábitat de incontables especies de la fauna, contribuyen a retener el suelo fértil, y actúan como escudos naturales contra desastres. (AIN)