Indispensables compañeras

Indispensables compañeras"La lucha por la igualdad de la mujer en todos los aspectos es tarea prioritaria de nuestro Partido; fue, es y será tarea prioritaria de nuestra Revolución"
                                                                                                      Fidel Castro

La mujer es capaz de ejercer una profesión y a la vez liderar las faenas hogareñas, ser madre de familia y fémina presumida. Ser tierna y a la vez participar exitosamente en las actividades más rudas. La mujer puede desdoblarse multifacéticamente y jamás perder su esencia de mujer.

Al triunfar la Revolución, se les dio oportunidad a las cubanas de llevar a cabo su protagonismo en disímiles tareas. Las féminas de la Isla, con su intervención oportuna, apoyaron prácticamente el desarrollo de todas las ramas del país.

El trabajo en la agricultura, principal fuente de empleo en aquel entonces, formó parte del desempeño de las mujeres, quienes se unificaron hace 50 años en una organización que enaltece el quehacer cotidiano de la enfermera, ama de casa, profesora, camarógrafa, operadora de equipos pesados, entre otras profesiones que las forjaron y prepararon para el futuro.

Ese tipo de acciones facilitó una forma de subsistencia en la mujer de la Revolución, se independizó y logró crear con sus propias manos cada segmento de la economía cubana, revirtió la realidad de la colonia y épocas en que era esclava y dependía tan solo de un techo ajeno y del alimento que le daban como recompensa a las labores cotidianas entre las familias adineradas.

Entre las protagonistas de esta epopeya de la mujer cubana y revolucionaria estuvieron las santacruceñas. 

Muchas de ellas fueron fundadoras de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC). Participaron en las zafras y en la recogida de algodón, en la siembra y recolección de alimentos. Se vincularon al estudio y al trabajo a la par que criaban a sus hijos.

Dieron el paso al frente cuando hubo que alfabetizar y vestir el uniforme verde olivo. Cuando se las necesitó en la construcción, en la industria pesquera, en la salud, en el deporte o en la esfera de los servicios…

Las santacruceñas de hoy son fieles herederas de la tradición de estas pioneras de la igualdad de derechos, de la emancipación plena, de la lucha por un mundo mejor para legar a los hijos.

Hoy se patentizan los postulados enarbolados por quienes hace 100 años celebraron por primera vez el Día internacional de la Mujer en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, con mítines a los que asistieron más de un millón de mujeres y hombres, que además del derecho al voto y de ocupar cargos públicos, exigieron el derecho al trabajo, a la formación profesional y a la no discriminación laboral.

(Por: Yamilé Agrenot Castillo e Iliana Pérez Lara/ Radio Santa Cruz)