En la producción de alimentos ¡sí se puede!

En la producción de alimentos ,“Sí se puede” .La profunda crisis mundial representa para las naciones un obstáculo  en su desarrollo económico y social. Cuba, con una situación excepcional, influenciada por el bloqueo impuesto por los Estados Unidos, hace ingentes esfuerzos para llevar adelante el desarrollo en todas las esferas.

Durante el pasado 2009 uno de los sectores priorizados fue la producción de alimentos, renglón imprescindible para el sustento humano, y también para sustituir importaciones por concepto de adquisición de  algunos productos de primera necesidad.

Sobre tal cuestión, el Presidente de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, ANAP, Orlando Lugo Fonte, hizo su valoración a la prensa nacional teniendo en cuenta aspectos esenciales para impulsar el sector agropecuario nacional, donde los agricultores pequeños cubanos jugaron un papel primordial.

Lugo Fonte, expresó que al trazarse una nueva estrategia de trabajo, e introducir cambios sustanciales, se operó un ligero aumento en la producción de alimentos, avalando lo positivo de las medidas adoptadas en función de alcanzar una mayor productividad en la actividad agropecuaria.

Muestra de ello son los resultados en renglones como la producción de leche, con un incremento más de un millón de litros en cientos de unidades, donde muchas de ellas abastecen directamente a los consumidores.

Asimismo, la producción de carne porcina, incrementada en miles de toneladas, gracias a los convenios con productores privados, y la utilización de piensos alternativos en sustitución de los piensos importados.

También en el 2009 se aplicó la técnica de los cultivos intercalados, para alcanzar  un mayor aprovechamiento de la disponibilidad de la tierra, proceso que se vio compensado con la puesta en vigor del Decreto Ley 259, que promueve la entrega de tierras en usufructo, cuya aplicación elevó diversas producciones alimenticias, y puso miles de hectáreas en explotación.

Otros de los renglones impulsados fue el cultivo de arroz, incrementado en un alto por ciento de la producción nacional, así como la ceba de toros, para la obtención de carne y para la reproducción, sin tener que acudir a ejemplares foráneos.

El dirigente campesino cubano expresó que estas y otras medidas dieron un vuelco al sector agrícola nacional, logrando sentar las bases de un verdadero desarrollo de la agricultura y la ganadería en el país, y aunque los resultados del 2009 fueron moderados, se demostró que el sector está en condiciones de llevar adelante los planes que permitan garantizar el alimento a la población si se trabaja con calidad, eficiencia, y organización.

El 2009 demostró además que a pesar de las dificultades económicas y financieras  que impone las crisis mundial y el bloqueo impuesto por los Estados Unidos, se encuentran más vigentes y valederas que nunca las palabras del Presidente cubano Raúl Castro Ruz, cuando dijo: ¡Sí se puede!.

(Por: Hugo Betancourt Mayoral/Radio Santa Cruz)