Otro abril de victorias

Otro abril de victoriasDespués del triunfo revolucionario, el Primero de Enero de 1959, los diferentes sectores de la sociedad se insertaron en el proyecto de construir una Cuba nueva.

Una vez más, es la joven generación quien se pone al frente de las tareas, participando en las acciones y creación de estructuras que solidificaran el desarrollo político y económico de la Revolución.

En 1961, se funda la Unión de Pioneros de Cuba, hoy Organización de Pioneros José Martí, que aglutina a los estudiantes de las enseñanzas primaria y secundaria, y cuyo objetivo fundamental ha sido contribuir a la formación de los valores más auténticos del pueblo cubano, inculcar el espíritu de sacrificio, amor por el estudio, la Patria, y los demás pueblos del mundo, de crear  en los niños hábitos de trabajo, disciplina, responsabilidad personal y social, y elevar las cualidades morales en el sentido del honor, modestia, valor y camaradería.

También en aquellos primeros años, las organizaciones juveniles existentes se unieron para formar la Asociación de Jóvenes Rebeldes, fundada el 21 de octubre de 1960, y posteriormente se constituiría el 4 de abril de 1962, la Unión de Jóvenes Comunistas, firme cantera en la formación de los futuros militantes del Partido Comunista de Cuba. 

Ejemplo de ese espíritu de lucha y sacrificio heredado de nuestras mejores tradiciones patrióticas y combativas, el que dieron nuestros jóvenes y pioneros en el proceso recuperativo, tras el paso de los huracanes que azotaron nuestra región, incorporándose a las tareas de limpieza, de reparación y construcción de viviendas, al proceso de producción de alimentos, y a todas las acciones llevadas a cabo por los pobladores santacruceños en aras de alcanzar la estabilidad y el bienestar familiar y social. ¡Esa es nuestra juventud, la que marcha al frente del combate diario como lo hiciera la gloriosa caballería de Agramonte!

Cuarenta y siete y cuarenta y ocho años cumplen hoy, la Unión de Jóvenes Comunistas y la Organización de Pioneros José Martí respectivamente, y son hermosas y heroicas las páginas escritas a través de todos estos años en la construcción de la sociedad socialista, para patentizar la garantía del relevo de la Revolución cubana, y que el yate Granma, con la misma carga de amor de hace más de cinco décadas, continúa con rumbo firme hacia puerto seguro.

Estamos  convencidos que vendrán otros abriles para celebrar nuevos  aniversarios, cada vez con mayores logros y solidez en nuestras conquistas y principios revolucionarios.(Hugo Betancourt Mayoral/ Radio Santa Cruz).