¿Quién dijo que todo está perdido?

¿Quién dijo que todo está perdido?Uno de los logros más significativos que ha alcanzado en las últimas décadas la Revolución cubana, es la atención diferenciada y la inserción plena a la sociedad de las personas discapacitadas.

Aquellos que no han sido beneficiados del todo por la naturaleza, debido a enfermedades hereditarias, malformaciones congénitas, o accidentes que los han invalidado total o parcialmente, son los que vienen a levantar nuestros ánimos, afectados muchas veces, por razones intrascendentes.

Son los que dan ejemplo de constancia, voluntad férrea, perseverancia, alegría y esperanza de vivir.

La mayoría de nosotros no considera un milagro la luz del sol de cada día, apreciar la brisa fresca, las bondades del agua potable o el poder ver, oír, oler, hablar, caminar o tocar.

En ocasiones no estimamos el saber leer y escribir, porque en nuestro país es derecho de todos y no exclusividades de algunos.

Sin embargo, para los discapacitados, ya sean impedidos físicos, débiles visuales, ciegos, sordomudos o afectados por patologías raras, apreciar todo lo que es ordinario para  la generalidad, se convierte en una dicha comparable a la que provoca un bien anhelado, conseguido por alguien que no solo lo ha pretendido, sino también batallado fervientemente.

La obra de la Revolución en este sentido, es una muestra del valor que se le confiere a cada persona, y de los esfuerzos porque encuentren un lugar en el que se sientan realizados como cualquier cubano más.

Las inversiones, para mejorar la calidad de vida, de nuestros compatriotas con cualquier desventaja física, tanto en medicinas, recursos e instalaciones de todo tipo; la educación especial, la formación de habilidades y competencias para que sean y se sientan útiles, es algo meritorio.

Nadie queda excluido de un proyecto social que no cree en el maltusianismo, ni en la pureza de las razas autoproclamadas superiores.

Al menos en Cuba, para esos conciudadanos peculiares, ¿quién dijo que todo está perdido? (Iliana Pérez Lara/ Radio Santa Cruz).