Con todos y para el bien de todos

Con todos y para el bien de todosUna cuenta regresiva siempre hace reflexionar y ya quedan pocos días para arribar al aniversario 50 del Triunfo de la Revolución cubana.

Cinco décadas de ardua lucha por defender lo que conquistamos tras casi 100 años de pelear por la libertad e igualdad plenas.

Sí, porque en Cuba ha habido una sola y única Revolución, que comenzó en 1868 y alcanzó la victoria en 1959.

La sangre de los héroes y mártires regó el sagrado suelo patrio e hizo germinar las semillas de justicia, paz, solidaridad y fraternidad, plantadas por los próceres de las guerras de independencia, por los gestores de nuestra nacionalidad.

En la etapa post revolucionaria, paso a paso se han cumplido los sueños de Martí y de Fidel, se ha ido consolidando y perfeccionando la magnífica obra cubana, que sigue logrando metas a favor del desarrollo económico y social, a pesar del bloqueo imperialista, de las constantes agresiones: terroristas, mediáticas y de todo tipo, que nada pueden contra el baluarte de dignidad que se alza tan alto como las palmas reales, y le confieren un sello peculiar a nuestra cubanía.

¡Diez lustros!, se dice fácil, pero cuanto esfuerzo llevan implícito, cuanta valentía para cambiar el rumbo y el destino de un pequeño país con más de 10 millones de habitantes, resueltos primero a morir que a volver al pasado ignominioso de lacayos del imperio norteamericano.

Cuanto desvelo por eliminar los rezagos del capitalismo, para conseguir lauros, inclusive internacionales, en sectores como el de la salud pública, la educación, el deporte, la cultura, la ciencia, la tecnología y en tantos otros que nos llenan de orgullo.

Santa Cruz del Sur puede dar abundantes testimonios de como el proceso social cubano se concibió y se ejecuta equitativamente. Las estadísticas hablan por sí mismas cuando se establece una comparación entre el ayer y el hoy de esta parte del territorio camagüeyano. O como decimos en buen cubano “son incomparablemente mayores y mejores” las cifras actuales de médicos, profesores, instructores e instalaciones de todo tipo que han mejorado sustancialmente la calidad de vida en el municipio.

Los programas de la Revolución han beneficiado al 100 porciento de la población. Las oportunidades han estado al alcance de todos. Nadie ha sido relegado u olvidado.

Es cierto que todavía no se han podido satisfacer las demandas de ciertos bienes y servicios, pero lo seguimos intentando.

Y cuando ya se ve el fruto de tantos años de intenso trabajo, es nuestro deber renovar y redoblar energías, inyectar dosis de entusiasmo, de buena voluntad, de optimismo, de deseos de hacer más y mejor.

Sumar y aunar las fuerzas de la sociedad, para que ondee siempre en nuestro cielo azul, junto a la bandera nacional, el estandarte martiano con el resumen de la cultura filosófica, ética y política del Héroe Nacional de Cuba : “Con todos y para el bien de todos”.(Iliana Pérez Lara/ Radio Santa Cruz).