Adelante: medio siglo de periodismo revolucionario

Adelante: medio siglo de periodismo revolucionarioCamagüey .- El periódico Adelante, primero fundado por la Revolución en el país, fue reconocido ayer por las autoridades políticas y gubernamentales de la provincia a nombre del pueblo, como colofón de una jornada que concluyó este 12 de enero, fecha exacta de su aniversario 50.

A pocos días de recibir una carta de felicitación y exhortación del integrante del Buró Político Esteban Lazo Hernández, el colectivo fue homenajeado en la Plaza de la Revolución Mayor General Ignacio Agramonte.

Un diploma del Partido y del Gobierno, como expresión del arraigo de la publicación entre los camagüeyanos, sintetizó la amplia relación de reconocimientos de organizaciones y organismos del territorio a los periodistas y personal de apoyo de la editora.

Julio César García Rodríguez, integrante del Comité Central y primer secretario del Partido en la provincia, expresó el orgullo de los camagüeyanos por disponer de un órgano nacido tempranamente, en enero de 1959, gracias al empeño del Departamento de Propaganda del Movimiento 26 de Julio. Ustedes han reflejado las victorias de nuestro pueblo, y han ejercido la crítica revolucionaria, dijo el dirigente, quien llamó a conservar la esencia revolucionaria de los días fundacionales y convocó a hacer honor al nombre y seguir adelante por la Revolución, con Fidel y Raúl.

Cuatro trabajadores recibieron la condición de Hijo Distinguido de la Provincia y tres la de Hijo Adoptivo, otorgadas por la Asamblea de Gobierno a ese nivel, mientras otros dos y el propio periódico fueron merecedores de la Distinción Espejo de Paciencia, conferida por la Dirección Provincial de Cultura.

A nombre de los homenajeados, Eduardo Labrada Rodríguez, reportero con más de 40 años de agudo ejercicio en el periódico, señaló que, más que sumar años a la agenda, este medio siglo multiplica la capacidad creadora en función de cumplir con una misión que Carlos Rafael Rodríguez encargaba al periodismo cubano: afianzar el presente y preparar el porvenir.

Por Enrique Milanés León.
(Tomado de Granma)