Federación Sindical Mundial: el llamado a los jóvenes

Federación Sindical Mundial: el llamado a los jóvenesAtenas, 10 abr .- Unidad y el necesario relevo generacional que abra las puertas a los jóvenes son las expresiones más mencionadas en Atenas a punto de correrse las cortinas del XVI Congreso Sindical Mundial.

  En diferentes idiomas, con distintos tonos y rostros son reiterados los llamados a renovar la Federación Sindical Mundial (FSM), fundada en octubre de 1945, para, a decir de directivos y participantes, continuar defendiendo los derechos laborales.

Miguel Sierra, jefe de prensa del Sindicato Unitario de Trabajadores de la Industria de Materiales de Construcción de Colombia, aseguró a Prensa Latina que no debe existir miedo para el cambio de generación. Sierra manifestó que lo importante será garantizar la preparación ideológica de los bisoños para mantener el rumbo de la FSM en la defensa de los intereses de los trabajadores.

Al hablar sobre lo más significativo de la reunión, iniciada el miércoles pasado en la capital griega, el sindicalista alabó la actitud de muchos colegas por luchar en defensa de los derechos clasistas.

Para Christian Alliaume, secretario federal de la Federación Agroalimentaria y Forestal de Francia, la presencia de tantos jóvenes en este congreso habla por si sola de la comprensión de la organización de prepararse el futuro.

Lamentó, sin embargo, que el sindicalismo sea tan débil en el trabajo con las mujeres, que encuentran siempre mayores dificultades para practicar la afiliación.

En la mayoría de los discursos, los oradores de la última sesión plenaria han expresado su solidaridad con Cuba, rechazando el bloqueo de Estados Unidos contra la nación caribeña y exigiendo la libertad de cinco antiterroristas cubanos presos en aquel país.

Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González fueron arrestados hace más de 12 años y condenados a severas penas de cárcel que incluyen la doble cadena perpetua, por vigilar acciones violentas de grupos anticubanos.

Los más de 800 participantes en la reunión también condenaron el uso que hacen las transnacionales de su poder para afectar las condiciones de existencia de la clase obrera, además reclamaron trabajos decentes y salarios dignos.

Se espera que los delegados aprueben varias resoluciones de solidaridad y un documento final, del que hasta el momento no han circulado borradores en ninguno de los idiomas oficiales, español, inglés, francés, ruso y árabe.