Relaciones ruso-ucranianas en peor momento, afirma Medvedev

Relaciones ruso-ucranianas en peor momento, afirma MedvedevMoscú, 25 dic .- El presidente ruso, Dmitri Medvedev, sostuvo hoy que los nexos con Ucrania se encuentran en su peor momento.

Vuelvo a subrayar en cuanto a las relaciones en su conjunto que la actual etapa es la peor en los últimos años, lo cual lamento mucho, aseguró el estadista en entrevista concedida a los principales canales de televisión del país.

Medvedev subrayó que Kiev no ha hecho nada en los últimos tiempos para mejorar los vínculos bilaterales.

En relación con una deuda superior a los dos mil millones de dólares por reiterados impagos del gas suministrado por Moscú, exhortó a las autoridades ucranianas a honrar sus compromisos.

El jefe del Kremlin dijo a los periodistas que en caso de continuar el incumplimiento de los pagos podrían aplicarse sanciones contra la vecina república ex soviética.

Si la parte ucraniana no quiere que su economía choque con sanciones impuestas por la Federación rusa debe pagar hasta el último rublo, advirtió.

Es imposible seguir así, que nos paguen todo, agregó enfático.

La corporación estatal rusa Gazprom situó en dos mil 100 millones de dólares los débitos de Kiev, y reiteró que no se firmarán nuevos contratos hasta que no se liquiden las facturas pendientes.

Esta situación abre la posibilidad de un corte de las entregas del hidrocarburo el primero de enero de 2009, lo cual provoca inquietud en Europa, donde se teme a un segundo capítulo de la “guerra del gas” ruso-ucraniana de inicios de 2006.

Ante los impagos crónicos, Moscú redujo apenas en 120 millones de metros cúbicos el despacho del hidrocarburo, y en respuesta Kiev robó en solo 24 horas más de 100 millones de esa unidad de medida del combustible en tránsito hacia Europa.

Este incidente en medio de un crudo invierno provocó un estrés energético que desestabilizó a todo el Viejo Continente.

La intervención de Medvedev provocó una pronta declaración del líder comunista ucraniano Alexander Gólub, quien acusó a los gobernantes de su país como culpables de la tensión existente.

Los nexos entre Kiev y Moscú empeoraron mucho en los últimos tiempos por la política antirrusa que están aplicando las autoridades ucranianas, denunció.

El proceder del presidente Víctor Yuschenko y su séquito apunta en los campos político, económico y diplomático a minar todo lo positivo que existió en las relaciones antes de que llegaran al poder en 2005. Tal situación no puede durar mucho tiempo, señaló.

Golub dijo que según sondeos recientes más del 70 por ciento de los ucranianos muestran una actitud positiva hacia la Federación de Rusia.(PL)