El Ministerio de Educación felicita a sus trabajadores

La Habana, 22 de diciembre de 2008

"Año 50 de la Revolución"

La celebración de la Jornada Nacional de homenaje a los trabajadores de la Educación —merecido reconocimiento que tributa nuestro pueblo a quienes lo educan— nos encuentra este año inmersos en nuevas e importantes tareas. Entre estas, revisten particular relevancia la labor internacionalista de los maestros y maestras que alfabetizan a otros pueblos hermanos, y el trabajo en aulas universitarias de un apreciable contingente del personal docente de la Educación Superior, a todos los cuáles expresamos nuestra mas cálida felicitación.

Todos hemos visto con admiración la actitud de numerosos educadores y de las comunidades, para continuar el curso escolar en las condiciones que los recientes huracanes provocaron en muchas escuelas. La rápida movilización popular, la búsqueda creadora de opciones viables y la disposición y entrega de su personal, permitieron que las clases se reanudaran en breve plazo. En estos hechos de tan alto contenido humano y patriótico se ha demostrado, una vez más, la continuidad de las mejores tradiciones de nuestros educadores, fieles al legado de tantos, desde Varela hasta Frank.

Similar actitud se observa en nuestras universidades. Estas, crecidas con grandes matrículas en esta etapa de retos y creación, acometen —junto a sus tradicionales e imprescindibles tareas de docencia e investigación científica, la formación y superación posgraduada de los nuevos profesores, la búsqueda de nuevos métodos pedagógicos, la eficiente utilización de las tecnologías— trabajos para contribuir a la recuperación económica del país y para asegurar la defensa de nuestras conquistas, tarea no solo de los claustros, sino, junto a ellos, de la fuerza, el entusiasmo y la combatividad de los estudiantes.

Esta jornada, que celebramos en vísperas del aniversario 50 del triunfo de nuestra Revolución , encuentra así a los trabajadores de la Educación con la satisfacción del deber cumplido. Al felicitarlos, los exhortamos a continuar nuestra obra educacional, con el ejemplo y la guía de Fidel y de Raúl.

Ministerio de Educación Superior