América Latina y el Caribe se miran por dentro en las Cumbres

América Latina y el Caribe se miran por dentro en las CumbresCosta de Sauípe, Brasil, 16 dic .- América Latina y el Caribe se someten hoy al riguroso examen de una jornada de reuniones cimeras cuyo denominador común es mirarse por dentro en busca de la integración y el desarrollo.

Los dignatarios llegados a este balneario del noreste de Brasil, a 75 kilómetros de Salvador de Bahía, cumplirán una intensa agenda con el comienzo a primera hora de la XXXVI Cumbre del Mercado Común del Sur (MERCOSUR).

Las asimetrías económicas, las diferencias bilaterales y las indefiniciones en torno al proyectado código aduanero fijarían el tono de las deliberaciones de los mandatarios de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, miembros plenos.

Aunque también asistirán dignatarios de Chile, Bolivia, Perú, Colombia y Ecuador, naciones asociadas al MERCOSUR creado por el Tratado de Asunción en 1991.

Apenas terminados o aplazados los debates, el propio Complejo de Convenciones acogerá la Cumbre Extraordinaria de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR)

Integrada por Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guayana, Perú, Paraguay, Surinam, Uruguay y Venezuela, UNASUR pretende avanzar en la elección del secretario general, en la conformación del Consejo Suramericano de Defensa y en el proyecto del Banco del Sur.

Casi sin descanso, el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva se convierte también en anfitrión de la I Cumbre de América Latina y el Caribe (CALC) sobre integración y desarrollo, primera cita convocado desde dentro, sin la presencia de potencias extraregionales.

Sin tener como propósito inmediato crear un mecanismo nuevo, la cita aquí hará un balance de lo realizado por los diversos mecanismos de concertación en el área en procura de unir voluntades y tender puentes entre las naciones.

Los principios de solidaridad y cooperación, según el proyecto de documento final al cual tuvo acceso Prensa Latina, sobresalen entre los pronunciamientos principales, así como la necesidad de acercar posiciones para enfrentar la crisis global, con respeto al derecho internacional y trato especial a las economías más vulnerables.

Un receso de las sesiones dará paso a otra reunión extraordinaria, del Grupo de Río, con la bienvenida oficial a Cuba como miembro pleno, tras la reciente aprobación en el encuentro realizado en México.

La CALC concluirá con la adopción de una Declaración Final y varios documentos complementarios, con la mirada puesta en la continuidad de este naciente mecanismo hacia la integración con voz propia.(PL)