Desempleo provoca intercambio de acusaciones políticas en EE.UU.

Desempleo provoca intercambio de acusaciones políticas en EE.UU.Washington, 2 ago .- El senador republicano Mike Johanns criticó al presidente Barack Obama de fomentar políticas que perjudican a los pequeños negocios y eliminan empleos en Estados Unidos.

El congresista de Nebraska se encargó de entregar la respuesta de su partido a la tradicional alocución radial del jefe de Estado, también centrada en el tema del desempleo.

Johanns argumentó que la recién aprobada Reforma para los Cuidados Médicos incorpora a los trámites empresariales una avalancha de burocracia y papeleo, que acarrea un gasto anual de 15 mil dólares.

Según el legislador, el propietario de una compañía mediana en Nebraska tiene que completar cientos de formularios exigidos por los funcionarios del Internal Revenue Service (autoridad de la renta pública).

No es difícil de entender que con todo este burocratismo requerido por cada trabajador contratado, los patrones no se sienten muy entusiasmados en crear nuevos puestos laborales, subrayó Johanns.

El republicano, quien antes fue Gobernador de Nebraska y Secretario Federal de Agricultura, consideró que desde el Ejecutivo Obama está "poniendo en práctica un tono marcadamente antiempresarial".

Minutos antes, en su discurso sabatino, el mandatario demócrata dijo todo lo contrario y acusó de la bancada republicana en el Senado de bloquear legislaciones que beneficiarían a la masa laboral norteamericana.

En un tiempo en que este país necesita más ayuda en asuntos económicos, los republicanos maniobran con esfuerzos dirigidos a boicotear iniciativas pensadas en ese sentido, remarcó el presidente.

En la semana que terminó el 10 de julio se contabilizaron 8,3 millones de personas favorecidas con subsidios por cesantía, y se confirmó que desde el inicio de la crisis en 2007 la economía nacional perdió más de 8,4 millones de puestos de trabajo.

De acuerdo con estadísticas oficiales, se registraron 457 mil nuevas solicitudes de ayudas por desocupación entre el 18 y el 24 de julio.

El Departamento de Trabajo confirmó que la tasa de desempleo se mantiene alta en Estados Unidos, y al cierre del primer semestre este indicador marca un 9,5 por ciento. (PL)