Peleada victoria de Camagüey en Serie Nacional

Los Tinajones de CamagüeyLa Habana, 12 dic.- El equipo de Camagüey sudó la camiseta sobremanera para arrebatarle un triunfo a la novena de Industriales, y así salvar la honrilla en el enfrentamiento particular.

Los agramontinos atacaron desde bien temprano en el choque, y en el mismo primer capítulo marcaron un racimo de cuatro anotaciones, incluido jonrón de Marino Luis, y explotaron al inestable abridor capitalino Maicel Díaz.

Para este desafío el manager de Camagüey, Luis Ulacia, subió en el montículo del estadio Latinoamericano al derecho Luis Campillo, serpentinero de 39 años, y poseedor de 107 victorias en los campeonatos cubanos.

El veterano lanzador se presentó en una forma espléndida, mezclando sus pitcheos en la zona de duda y con una velocidad cercana a las 70 millas por hora, que desajustó los tiempos en el sistema de bateo de la toletería industrialista.

Admitió tres carreras limpias en siete episodios, en buena medida por malas jugadas defensivas de sus coequiperos, por ejemplo, la línea del receptor azul Yokel Gil a la pradera izquierda que el patrullero Dariel Álvarez no alcanzó a fildear por un deficiente desplazamiento; después, este jugador abandonó el juego por decisión técnica de Ulacia.

Utilizando la velocidad en función de la ofensiva, los agramontinos agregaron tres más en el inning de la suerte. El clímax del rally apareció con un espléndido squeeze play suicida ejecutado por el emergente, Dairon Varona, que dejó perpleja a la defensa citadina; la pizarra marcaba entonces 7-3 favorable a los visitantes.

En el octavo rollo, Ulacia colocó en el box a su taponero estrella, el derecho Yormany Socarrás, quien fue severamente “castigado” por los anfitriones, al punto de no poder sacar ni siquiera un out.

La “fiesta” en esa octava entrada la inició Carlos Tabares con metrallazo por la antesala sobre la que Marino Luis cometió error, pasaporte a Rudy Reyes, hit impulsor del olímpico Yoandry Urgellés al jardín central, y descomunal vuelacercas, con dos compañeros en circulación, del cuarto madero azul Alexander Mayeta, para empatar el desafío a siete.

Sin embargo, Camagüey siguió presionando y marcó cuatro más en la apertura del noveno ante los envíos del a la postre perdedor Ebris P. Martínez, para definir el encuentro, 11-7.

El torpedero tinajonero Alexander Ayala conectó el batazo clave en esa entrada y se erigió como héroe del partido, en tanto el zurdo Jimmy Jaime, sustituto de Socarrás, lanzó las dos últimas entradas sin permitir carreras y conquistó el éxito. (AIN)