Grecia vence 2-1 a Nigeria y cambia la historia

Grecia vence 2-1 a Nigeria y cambia la historiaBloemfontein, Suráfrica, 17 jun .- Grecia supo venir de abajo para lograr importante victoria de 2-1 ante Nigeria en partido de la segunda vuelta del grupo B de la Copa Mundial de Fútbol de Suráfrica-2010, disputado en el estadio Free State de esta ciudad.

Ambos planteles, derrotados en la primera vuelta, tenían la angustiosa necesidad de un triunfo o al menos evitar una derrota que equivaldría a una eliminación casi segura.

Con este resultado las Aguilas Verdes del DT sueco Lars Lagerback escenificaron su primera parada del regreso a casa, en tanto los helénicos tuvieron un segundo aire y aún se mantienen con vida tras romper con el maleficio de no haber anotado goles en los Mundiales en que había participado.

Con goles del delantero Dimitris Salpingidis, en el minuto 45, y del defensa Vasileios Torosidis (71), los griegos comenzaron a acariciar el sueño de involucrarse en los octavos de finales para comenzar a escribir una nueva historia que trascendiera la corona de la Eurocopa del 2004.

Aunque los puntas nigerianos estuvieron lejos de la zona de peligro rival en los primeros momentos del partido, elevaron su accionar para presionar con acierto la salida del balón de Grecia, recuperaron pelotas con más frecuencia y pudieron abrir las defensas del equipo del DT alemán Otto Rehhage.

Tempranamente, en el minuto 15, el mediocampista Kalu Uche adelantó a su selección al marcar el primer gol gracias a un tiro cerrado que no tocó a nadie y se fue por el segundo palo para sorprender al guardameta griego Alexandros Tzorvas.

Mucho antes, el árbitro colombiano Oscar Ruiz, con mano dura sacó tarjeta amarilla a Torosidis por un agarrón sobre el delantero Peter Odemwingie cuando éste le había robado el balón en la zona de tres cuartos de campo.

Los griegos reaccionaron y trataron de colgar algunos balones en el campo rival, pero sin éxito. Ni la rapidez de sus jugadores, ni su imaginación futbolística les mostraron el camino del gol; las Aguilas evitaron cualquier iniciativa de los mediterráneos.

Pero un hecho incuestionable e inexperto del mediocampista nigeriano Sani Kariona Kaita con el que ganó tarjeta roja directa y la expulsión por agresión directa a Torosidis marcó la cuesta de bajada del plantel africano.

Nigeria que estuvo muy bien plantada hasta la expulsión del destacado jugador, de momento se vio atada de pies y manos: diez hombres y la ausencia de uno de sus hombres clave, una situación demasiado adversa para sus aspiraciones.

Con uno más en el campo, todo quedó listo para los planes de Rehhagel y Grecia comenzó a merecer el gol con el desborde por el campo antagónico, que tuvo su punto álgido con el empate del marcador gracias a un tiro rápido del delantero Dimitris Salpingidis en el minuto 45.

Fue el primer gol de Grecia en una Copa Mundial.

Después del primer tiempo, los griegos extremaron su juego con más situaciones de peligro y tuvieron otra ventaja adicional, la salida por lesión del defensa Taye Taiwo, otro jugador de innegable valor.

Sin embargo, los africanos pese a su desventaja numérica trataron de restar con su juego esa diferencia, pero los griegos mantuvieron la tranquilidad y ampliaron su diapasón de ataque para buscar un segundo gol que definiera finalmente el partido.

Después de varios buenos momentos para uno y otro plantel con entradas y tiros fallidos, el guardameta Enyeama, que hasta este momento había tenido excelentes engarces, no pudo retener un tiro de Tziolis desde la frontal, que fue rematado por Torosidis (71) para poner el marcador 2-1.

A partir de ese minuto definitorio, la balanza de las acciones se inclinó a uno y otro bando, pero Enyeama fue sin duda, uno de los héroes del partido pues con su faena evitó un marcador mucho más abultado a favor de los europeos.

Grecia pudo sacudirse de encima una vieja historia en Copas del Mundo. Avanzar ahora es otro capítulo. (PL)