Pacheco y Vera: unidos en el deporte, también en el voto

Pacheco y Vera: unidos en el deporte, también en el votoSantiago de Cuba, 26 abr .- Tan decididos y expertos como en un terreno de béisbol, así dos glorias de este deporte Antonio Pacheco y Norge Luis Vera, estuvieron juntos en la selección del mejor para ser delegado a la Asamblea Municipal del Poder Popular en Santiago de Cuba.

La vida los ha unido por largos años en el deporte, y asimismo también los juntó en esto de ejercer su derecho democrático de elegir, y por eso se les vió a ambos en el colegio electoral tres de la circunscripción 180 muy temprano en la mañana de domingo.
  
Para mi votar es apoyar a la Revolución, a Fidel y Raúl, manifestó Pacheco a los periodistas, criterio que Vera compartió luego al señalar que no se puede esperar otra cosa de quien se siente comprometido con su país.
  
El otrora estelar segundo base y actual director del equipo de Santiago de Cuba precisó: vine aquí porque creo que es mi deber y mi derecho.
  
Pacheco abundó que también con ello contribuye a que el deporte siga siendo un símbolo del proceso socialista cubano.
  
Siento que estas elecciones son más importantes que nunca, hay algunos que están empeñados en hacerle daño al país, hoy el pueblo vino a demostrarles que nada podrá separarlo de la Revolución y sus principales líderes, sentenció.
  
En un diálogo que incluyó referencias al béisbol y otros temas,  Pacheco ratificó que seguirá al frente de la selección santiaguera, empeñada sobre todo en mantener su lugar entre las principales del país y ser ejemplo de atletas sanos.
  
Norge Luis Vera, el lanzador de mejor promedio de ganados y perdidos en la pelota cubana actual, consideró que el mundo debe ver a Cuba como un ejemplo, al hacer comicios donde no impera la politiquería, el dinero, ni la corrupción.
  
Parco en el hablar, el atleta humilde oriundo de Siboney, fue certero como sus lanzamientos al expresar: hago esto por el bienestar de mi país, de mi familia, y por seguir teniendo este deporte de lujo al que he dado mi vida.
  
Aquí concurrimos todos, sin discriminación, con oportunidad para todos de seleccionar a los mejores, este es en verdad un privilegio, manifestó.(AIN)