Francia lista para asumir liderazgo en estabilidad de euro

Francia lista para asumir liderazgo en estabilidad de euroParís, 9 mar .- Pensar un año atrás en la baja de euro parecía fuera de los cálculos en el viejo continente, más bien asustado por el excesivo poder de su joven moneda, hasta que llegó el descalabro de Grecia acompañado por el escozor.

Ahora el presidente francés, Nicolas Sarkozy, el mismo que meses atrás criticaba a la divisa europea por su fuerza irreverente contra el dólar estadounidense, se pregunta incluso si vale pena seguir con el proyecto.

Por supuesto, sus palabras se enfocan hacia su deseo de sacudir a los políticos de la Unión Europea (UE) en la necesidad de respaldar a Grecia, sumida en una crisis a partir de estadísticas falseadas o maquilladas que estallaron meses atrás.

"Un país miembro de la zona euro tiene que contar, primero, con los otros países de la zona euro. Si no, ¿de qué sirve?", se preguntaba Sarkozy en momentos en que recibía en París al primer ministro griego, Giorgos Papandréu.

Algunos analistas y expertos subrayan que si el bloque comunitario no se toma más en serio el problema griego, las propias amenazas de fragilidad de España y Portugal pudieran terminara con un golpe muy duro para la moneda.

Sin embargo, hay una actividad de los especuladores que tampoco favoreció la situación, admiten economistas franceses, consultados por la cadena de televisión LCI y el diario Les Echos. Al respecto, Francia quiere tomar acciones concretas.

"Los principales agentes de la escena europea están dispuestos a hacer todo lo que haga falta para que Grecia no quede aislada ante la situación que atraviesan sus endeudadas finanzas públicas", aseguró Sarkozy al mencionar la alianza con Alemania y el BCE.

De todas formas, el jefe de Estado galo, al igual que la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de la Eurozona, Jean Claude Juncker, fueron cautelosos al explicar en qué consisten las medidas paliativas y cómo enfrentar a los especuladores.

Estamos unidos para luchar contra la especulación y tenemos un plan de iniciativas que no diremos ahora, apostilló Sarkozy la víspera.

Grecia no tiene necesidad de financiación especial, pero nos preparamos en caso de que fuera necesario, acotó.

El jefe del gobierno de Atenas anotó que su país realiza los esfuerzos que le ha solicitado la UE y remarcó que sigue dispuesto a adoptar medidas duras que contribuyan a la estabilidad de la zona euro y sirvan para reconstruir un país moderno.

Papandreu sentenció que luego de la gira que la permitió intensificar el diálogo con Francia, Alemania y el BCE, el camino hacia una solución europea y no con el FMI es más tangible en estos momentos.

A todas luces, la primera reacción de los mercados y sus tendencias en las Bolsas, según los especialistas, muestra un paso positivo en el entorno de 1,36 a 1,38 dólares por euro, lejos en todo caso del provocador 1,50 del pasado reciente.(PL)