Sarkozy dialoga con Papandreou y crecen expectativas con Grecia

Sarkozy dialoga con Papandreou y crecen expectativas con GreciaParís, 13 feb .- El presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, promotor junto a Alemania de un Gobierno Económico de la Unión Europea (UE), dialogó recientemente con el primer ministro de Grecia, George Papandreou, en medio de grandes expectativas.

Sarkozy, quien se reunió aquí con la canciller federal germana, Angela Merkel, recalcó que el llamado eje París-Berlín irá mañana a Bruselas al Consejo de Europa (CE) decidido a impulsar la iniciativa. La idea cobra particular relevancia en momentos en que el euro, la principal divisa del Viejo Continente, sufrió los embates de los especuladores del mercado a raíz de la crisis griega y de los difíciles momentos por los que atraviesan España y Portugal.

Papandreou señaló a periodistas a la salida del Palacio del Elíseo que su gobierno hará lo necesario para cumplir el objetivo de déficit del 2010 e implementará en su totalidad el programa de austeridad presupuestaria.

Sin embargo, no hizo precisiones respecto a los intercambios sostenidos con Sarkozy en un almuerzo de trabajo y se limitó a destacar el buen clima de las conversaciones, que se concentraron en los problemas económicos y políticos de Grecia.

Bajo la égida del presidente del CE, el ex primer ministro belga Herman Van Rumpuy, los 27 a nivel de jefes de Estado o Gobierno, sostendrán mañana una reunión cumbre que aspira a dar respuestas frente a la crisis económica internacional.

Se da por sentado que la UE tratará de diseñar un plan de rescate conjunto para salvar la cara de la nación helénica aunque con duras reprimendas por el excesivo déficit fiscal, superior según expertos a los 300 mil millones de euros.

El gobernante griego remarcó en París que la situación llegó a un punto límite: o todos contribuimos, o Grecia se hunde en su deuda. Sin embargo, el panorama social en su país está lejos de la calma.

Alemania lidera las discusiones, con apoyo de Francia, para ofrecer una respuesta en torno al expediente de Atenas. También participan el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, y el titular del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

Trascendidos desde Bruselas apuntan que Van Rompuy, hasta ahora con un perfil discreto, defenderá igualmente la "Gobernanza económica" para que los 27 se vigilen mutuamente y establezcan líneas que eviten distorsiones de competitividad.

La estrategia del bloque comunitario mira más allá de la salida global de la recesión y se propone metas hacia el año 2020, concentrada en inversiones, nuevas tecnologías, vehículos ecológicos e inyección del empleo.

Pero del mismo modo que los dignatarios de la UE se proyectan en 10 años, tienen la obligación de calmar a los mercados o, de lo contrario, es previsible otra caída peligrosa del euro.(PL)