Presidente haitiano satisfecho con resultados de Cumbre de UNASUR

Presidente haitiano satisfecho con resultados de Cumbre de UNASUR Quito, 11 feb. – El presidente haitiano, René Préval, regresó a su devastado país satisfecho con los acuerdos de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) de crear un fondo de 100 millones de dólares y una estrategia de acciones para apoyar su reconstrucción.

Terremoto en Haití, un desastre mayor que el tsunami

La destrucción de la capital de ese país caribeño por el terremoto del 12 de enero, que ocasionó más de 200 mil muertos, cientos de miles de heridos y más de un millón de damnificados, fue calificada aquí como la mayor tragedia en la historia americana.

La reunión extraordinaria del bloque regional, efectuada la víspera en esta capital a pedido del mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, como Presidente Pro Témpore de UNASUR, aprobó un programa de 13 puntos con las prioridades dadas por el gobierno haitiano.

"Estoy extremamente satisfecho porque hemos llegado a conclusiones muy concretas. Sé que hay contribuciones que vendrán más rápido que otras porque éste es un trabajo gigantesco y no se puede hacer en dos días", señaló Préval.

En la declaración aprobada por unanimidad, los Jefes de Estado o Gobierno, Cancilleres y representantes de los 12 países de la región solicitaron al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) otro crédito blando de 200 millones de dólares para necesidades urgentes de Haití.

Los países suramericanos decidieron atender de manera prioritaria e inmediata los tres ejes planteados en esta reunión por el presidente haitiano, en cuanto al apoyo en infraestructura y energía, agricultura para lograr la seguridad alimentaria y salud.

Los países de UNASUR enviarán, inmediatamente, carpas apropiadas para las necesidades y procederán con la construcción de albergues, para atender la urgente necesidad de viviendas en esa nación caribeña ante el inicio de las lluvias.

Aseguró Préval que el proceso de descentralización es una prioridad, de ahí el pedido de apoyo en construcción de viales, e introdujo el concepto de refundación, que incluye el posible traslado de la capital devastada hacia zonas que ofrezcan mayor seguridad sísmica.

Los gobiernos suramericanos hicieron también un llamado a todos los países acreedores, especialmente los organismos multilaterales, para condonar las deudas que tenga Haití, y se pronunciaron por apoyar la diversificación de fuentes energéticas y la reconstrucción de la sede del gobierno.(PL)